La Sortija

En este juego de habilidad que data del siglo XVII, el jinete debe, a toda carrera (llamado en el norte: mediarienda) embocar un palo, que tendrá en su mano, en una argolla colgada de una cuerda floja a una distancia de: 100 metros y 2,5 a 3 metros de altura. La dificultad radica en que la argolla colgada se mueve y el galope del caballo es bastante irregular. En esta competencia puede participar cualquiera que tenga un caballo y ganas de divertirse.

Volver